¿Cuánto se ahorra en calefacción gracias a los repartidores de costes?

  • Home
  • Calefacción
  • ¿Cuánto se ahorra en calefacción gracias a los repartidores de costes?
repartidores de costes ahorro

¿Cuánto se ahorra en calefacción gracias a los repartidores de costes?

Ahora que se ha terminado la temporada de frío, es el momento ideal para hacer los cambios o ajustes necesarios en tu sistema de calefacción central. Muchas comunidades aprovechan este período para instalar repartidores de costes y válvulas termostáticas en sus edificios, logrando un uso más racional de la calefacción y generando un ahorro significativo en la factura energética.

Os recordamos que el Real Decreto 736/2020 del 6 de agosto establece la obligación de instalar contadores individuales en edificios con Sistema de calefacción y refrigeración central. Esta normativa obliga a contabilizar correctamente el consumo individual en comunidades de edificios construidos antes del 1998 en zonas climáticas C, D y E, y a instalar repartidores de costes de calefacción en un plazo determinado, que ya ha finalizado.

Beneficios de los repartidores de costes

Los repartidores de costes permiten distribuir el gasto de la calefacción en función del consumo real de cada vivienda. Esto significa que cada vecino pagará exactamente por lo que consume, fomentando un uso más responsable de la calefacción y un ahorro general en la factura energética. Según el estudio del Instituto para la Diversificación y el Ahorro Energético (IDAE) , “usar los repartidores de costes supone un ahorro en la factura de un 30%”. Un dato que también confirman la Asociación Europea de Repartidores de Costos de Calefacción (EVEE) y la Asociación Española de Repartidores de Costos de Calefacción (AERCCA).

Además de sus notables beneficios económicos, la instalación de repartidores de costes contribuye positivamente al cuidado del medio ambiente. Los repartidores de costes promueven un uso más consciente y eficiente de la energía. Esta mejora en la eficiencia energética tiene un efecto directo en la disminución de la demanda de combustibles fósiles, recursos no renovables que son ampliamente utilizados en la producción de energía.

 

repartidores de costes medio ambiente

 

Al reducir nuestra dependencia de los combustibles fósiles, inevitablemente disminuimos la cantidad de gases de efecto invernadero que emitimos a la atmósfera. Estos gases, que incluyen el dióxido de carbono, son los principales causantes del cambio climático global. Al limitar su emisión, estamos contribuyendo a frenar el avance de este fenómeno perjudicial para el planeta.

Válvulas termostáticas para un control personalizado

Las válvulas termostáticas son dispositivos fundamentales para la personalización y optimización del consumo energético en la calefacción de los hogares. Su función principal es controlar la temperatura de cada estancia de forma independiente, ofreciendo una adaptabilidad total a las necesidades específicas de cada usuario. Es la que regula el caudal de agua que entra en cada uno de los radiadores y con ello la temperatura de las habitaciones. Puede incluir cabezales manuales (que permiten abrir o cerrar el radiador manualmente) o cabezales termostáticos, que funcionan de manera automática.

Estas válvulas se instalan directamente en cada radiador, proporcionando al usuario la capacidad de ajustar la temperatura de cada espacio según sus preferencias o las condiciones ambientales. Por ejemplo, es posible mantener una temperatura más alta en las áreas de estar durante el día y reducirla en las habitaciones que no se utilizan hasta la noche.

 

válvulas termostáticas

 

Además de la personalización, las válvulas termostáticas contribuyen de manera significativa a la eficiencia energética. Al evitar el calentamiento innecesario de espacios desocupados, se minimiza el desperdicio de energía y por lo tanto, un consumo más eficiente. Esto no solo es beneficioso para el medio ambiente, al reducir las emisiones de CO2, sino que también se traduce en un ahorro tangible en la factura de calefacción.

Finalmente, estas válvulas permiten una adaptabilidad a las variaciones climáticas, ya que permiten ajustar el calor en cada estancia de acuerdo con las fluctuaciones de temperatura exterior, proporcionando un confort térmico óptimo. Esta versatilidad es especialmente útil en climas variables o en los cambios estacionales, garantizando siempre el máximo confort con el menor consumo posible.

En resumen, la instalación de válvulas termostáticas es una inversión inicial que se traduce en un mayor control sobre el uso de la calefacción, una mejora en la eficiencia energética y, en última instancia, un ahorro significativo en las facturas energéticas.

¿Cómo se instalan los repartidores de costes y las válvulas termostáticas?

La instalación de repartidores de costes y válvulas termostáticas es un proceso sencillo que no requiere de grandes obras o modificaciones en la instalación de calefacción existente. Se colocan en cada radiador y comienzan a medir el consumo de cada uno, permitiendo luego distribuir el coste de manera justa entre los vecinos.

repartidores de costes (2)

Además, tiene la ventaja que las lecturas que emiten los repartidores de costes se recogen automáticamente. Al tratarse de dispositivos electrónicos, las lecturas de consumo se recogen vía radio, de modo que es posible conocer cuál es el consumo de cada radiador sin que haya que acceder a las viviendas para contabilizarlo.

¿Cuánto se ahorra con los repartidores de costes y las válvulas termostáticas?

El ahorro que se puede conseguir con la instalación de repartidores de costes y válvulas termostáticas varía dependiendo de cada vivienda, del uso que se haga de la calefacción y del sistema de calefacción existente. Sin embargo, en términos generales, estos dispositivos pueden ayudar a conseguir un ahorro significativo en la factura de calefacción al final de cada mes. Como decíamos al principio del artículo, según el estudio el IDAE, “usar los repartidores de costes supone un ahorro en la factura de un 30%”.

¿Qué estrategias existen para financiar la instalación de repartidores de costes?

Abordar el coste inicial de la instalación de repartidores de costes puede ser un desafío. Sin embargo, se debe tener en cuenta que, a largo plazo, los ahorros en el consumo de energía que proporcionan estos sistemas compensarán esta inversión inicial. Esto es particularmente relevante dada la actual tendencia al alza de los precios de la energía.

Para facilitar esta inversión, se puede buscar la ayuda de una Empresa de Servicios Energéticos (ESE) especializada en rehabilitación y gestión energética, como Remica. Ofrecemos apoyo con la financiación y proporcionamos información sobre las subvenciones disponibles, lo que puede ser de gran ayuda.

Además, aportamos un valor añadido al proporcionar asesoramiento y soluciones a cualquier consulta o duda que pueda surgir durante el proceso de instalación y uso de los repartidores de costes. De este modo, la instalación de estos sistemas se convierte en una propuesta accesible y rentable.

En conclusión, los repartidores de costes y las válvulas termostáticas son herramientas esenciales para conseguir un uso más eficiente y sostenible de la calefacción. No solo ayudan a los usuarios a ahorrar en sus facturas de energía, sino que también contribuyen a la protección del medio ambiente. Si aún no has instalado estos dispositivos en tu comunidad, es un buen momento para considerarlo.

Para solicitar información sobre la individualización con repartidores de costes puedes contactar con nuestros consultores energéticos, que analizarán la instalación de calefacción y realizarán un diagnóstico personalizado para aplicar las soluciones que mejor se adapten a vuestra comunidad. Contacta con nosotros a través del teléfono 91 396 03 00 o envíanos una solicitud a través de este formulario online.

 

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Publicar Respuesta

once − 7 =