El pionero Plan RENOVE da paso al Plan MOVEA

El pionero Plan RENOVE da paso al Plan MOVEA

En Remica apostamos por las energías renovables, por eso parte de nuestra flota de vehículos es eléctrica. De esta manera conseguimos desplazarnos por toda la ciudad sin contaminar. El uso de este tipo de vehículos tiene múltiples ventajas, la principal ya la hemos comentado, la cero emisión de CO2, pero para incentivar su uso  también existen una serie de beneficios como el aparcamiento gratuito dentro de la ciudad  en las zonas de estacionamiento regulado (SER) entre otros.

Plan RENOVE o Plan MOVEA

Sea como sea el Plan MOVEA permite optar a vehículos propulsados con energías alternativas a formar parte de la movilidad sostenible en el transporte a nivel global.  Sus beneficios en materia de diversificación energética y reducción de la dependencia de los productos petrolíferos, así como la reducción de emisiones de CO2 y de efecto invernadero, ayudan a mejorar la calidad del aire de nuestras ciudades y a disminuir la contaminación acústica, favoreciendo además el consumo de energías autóctonas, especialmente de fuentes renovables.

Continuando con las distintas iniciativas y actuaciones del Gobierno, como los antiguos PLAN RENOVE o PIVE, el Plan MOVEA incluye las ayudas de estos, pero fomenta exclusivamente la adquisición de vehículos de combustibles alternativos, (vehículos eléctricos, de gas licuado del petróleo (GLP/Autogás), de gas natural comprimido (GNC) y licuado (GNL), vehículos que se propulsen con pila de combustible de hidrógeno, y motos eléctricas, excluyendo los vehículos de combustibles tradicionales propulsados por gasolina y gasóleo, al tiempo que fomenta la implantación de puntos de recarga para vehículos eléctricos en zonas de acceso público.

¿Por qué apostar por los coches eléctricos?

Existen una serie de puntos fuertes para el vehículo eléctrico:

  • Alta eficiencia energética (casi el doble que en el de combustión interna).
  • No contamina a la par que es silencioso.
  • La autonomía actual está entre 130 y 250 Km según modelo y batería o la manera de utilizarlo.
  • La propulsión es exclusiva por medio de un motor eléctrico alimentado por una batería que se recarga en las desaceleraciones, frenada y conectando en la red.
  • La recarga puede ser rápida: 20 minutos; semirápida: 1 horas y 30 minutos y lenta: 7 horas.
  • Bajísimo nivel sonoro.
  • Aceleración superior a vehículos homólogos convencionales.
  • El par máximo se consigue directamente y desde el principio; la potencia es constante.
  • El sobrecoste en la adquisición respecto a los vehículos convencionales, se puede amortizar al cabo de unos 80.000 Km.
  • La recarga supone un coste más bajo que el repostaje: dependiendo del tamaño del vehículo varía entre los 10kWh/100Km para utilitario urbano y los 30kWh/100Km de un microbús. Para un consumo medio de 15 kWh/100km, recargando en horario nocturno, puede suponer un coste de unos 1,5€/100km, frente a un mínio de 8,45€/100Km de un vehículo de combustión tradicional.
  • Los gastos de mantenimiento se reducen considerablemente: no hay aceites ni lubricantes, escaso desgaste de frenos, ausencia de transmisiones mecánicas, etc.
  • El seguro puede salir más económico.
  • Es muy recomendable para recorridos de un máximo de 150 Km/día.

¿En qué punto se encuentra el coche eléctrico?

La Comisión Europea está preparando una normativa para obligar a los fabricantes de automóviles a que adopten una cuota de automóviles eléctricos en 2030 y también para los híbridos enchufables.

El próximo mes el Parlamento Europeo votará sobre una propuesta para una cuota mínima de 25% de la flota de coches eléctricos para 2025 y la prohibición de los motores diesel y gasolina para 2035. Si dan luz verde a las nuevas medidas, se abrirán las puertas a continuar con metas ambiciosas.

El asesor en políticas energéticas Javier García Breva y presidente de N2E asegura que “ahora mismo nuestro país es el único que cuenta con una normativa específica para desarrollar los puntos de recarga” señala el experto “es el RD 1053/3014, de 2014, una Instrucción Técnica que obliga a que en edificios o estacionamientos de nueva construcción y en vías públicas se instale una estación de recarga por cada 40 plazas”.

¿Cómo es la situación en otros países?

Países como Francia, Holanda y Gran Bretaña planean prohibir las ventas de vehículos diesel a partir de 2040, algunos miembros de la Comisión consideran que el desarrollo del coche eléctrico se producirá de manera natural.

En California se obliga a los fabricantes de automóviles a cumplir con una cuota mínima para que sus modelos sean vehículos eléctricos, y en China, los fabricantes de automóviles deberán vender un 8% de eléctricos e híbridos enchufables en 2018, un 10% en 2019 y 12% en 2020.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Publicar Respuesta

2 + 10 =