Individualización de consumos de calefacción central: ¿Qué dice la nueva ley?

Individualización de consumos de calefacción central: ¿Qué dice la nueva ley?

El Real Decreto 736/2020, aprobado el pasado de 4 de agosto de 2020, establece la obligación de instalar contadores individuales en edificios con sistema de calefacción y refrigeración central.

Estos son los principales puntos que destaca la ley:

 

La instalación debe ser económicamente rentable

  • El ahorro medio estimado, según el Real Decreto, es del 24%. Se consideran instalaciones económicamente rentables aquellas en las que la inversión puede recuperarse en un máximo de cuatro años, a partir de los ahorros que se generan.

Control del gasto energético

  • El usuario final deberá disponer de sistemas de control de temperatura, por ejemplo, válvulas termostáticas (que permitan regular la temperatura por habitaciones o apagar la calefacción cuando la estancia permanezca vacía).
  • Los sistemas de contabilización de consumos instalados deberán disponer de un servicio de lectura remota.
  • En periodos de calefacción, la frecuencia de lectura será mensual. Los datos han de estar disponibles para el usuario a través de internet.

Plazos para adaptarse a la normativa

  • La comunidad de propietarios debe solicitar un presupuesto estandarizado que determine la viabilidad técnica y económica.
  • Las fechas límite para solicitar presupuesto y ejecutar la obra varían en función de la zona climática donde se ubique el edificio y el número de viviendas.

Plazos para la individualización de consumo de calefacción

 

Ventajas de la individualización de consumos de calefacción central

  • Ahorro medio superior al 25%. En los clientes de Remica donde ya lo hemos instalado, los ahorros obtenidos oscilan entre un 20 y un 35% del consumo de calefacción.
  • Más confort y eficiencia. Al instalar sistemas de regulación y control en los radiadores, como válvulas termostáticas, los vecinos pueden establecer temperaturas diferentes en función de las necesidades específicas de cada habitación, o apagar completamente la calefacción.
  • Soluciona la falta de calefacción en las viviendas. Gracias al equilibrado hidráulico todos los radiadores recibirán el caudal suficiente que garantiza su correcto funcionamiento.
  • Evita despilfarros energéticos. El equilibrado hidráulico de la instalación y las válvulas termostáticas de los radiadores evitan que algunas viviendas tengan que abrir las ventanas para regular la temperatura de la habitación.
  • Un reparto más justo de los gastos. Los recibos de calefacción se repartirán proporcionalmente en función del gasto realizado por cada vecino.
  • Más sostenible. Se reduce el consumo energético y, en consecuencia, se reducen las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera.

 

¿Hay algún inconveniente?

  • Debemos acostumbrarnos a un nuevo sistema. Los vecinos deben pasar de un sistema de calefacción que está encendido permanente, en el que se realiza un gasto energético indiscriminado, a un sistema en el que cada vecino regula el encendido/apagado de calefacción y la temperatura de cada estancia. De igual forma, en lugar de un sistema de reparto de gastos por “cuota”, la empresa que realiza el servicio de lectura emitirá recibos individualizados.
  • El servicio técnico debe entrar en las viviendas. Aunque no hay que hacer obras y es de fácil instalación, se debe coordinar al menos dos visitas del servicio técnico con los vecinos para una correcta planificación y ejecución.

Solicite su presupuesto sin compromiso en el teléfono 91 396 03 03 / email comercial@remica.es

 

Y si quieres más información, visita el Canal de Youtube de Remica para conocer la individualización paso a paso.

Publicar Respuesta

19 − dos =