Las energías renovables son compatibles con calefacción central

energías renovables

Las energías renovables son compatibles con calefacción central

 

Las energías renovables son aquellas que generan energía a partir de fuentes inagotables y no contaminantes. Su aportación es crucial para poder obtener luz, calefacción y agua caliente sanitaria sin necesidad de recurrir a las energías fósiles, consideradas responsables del efecto invernadero. Las energías renovables tienen un bajo impacto negativo sobre el medio ambiente, por eso se consideran un tipo de “energía verde”, porque son limpias y no contaminan.

Energías renovables

En España, para generar energía eléctrica coexisten distintos tipos de energías renovables como la eólica, la hidráulica, la solar…, que produjeron en 2020 el 43,6% de toda la electricidad en España.

Se está apostando a nivel estatal y europeo para que, cada vez más, la energía que consumimos de la red general esté basada en energías renovables. Para el año 2030, la Unión Europea contempla entre sus objetivos que, al menos, un 32% de la producción energética proceda de energías renovables.

Pero no solo las grandes compañías energéticas tienen el reto de producir más energía basada en renovables. Paralelamente, se está trabajando para mejorar la eficiencia energética de los edificios para que estos consuman la mínima energía posible, o, incluso produzcan su propia energía. Por ello, cada vez es más frecuente encontrar paneles solares en las cubiertas de los edificios, así como sistemas de calefacción, climatización y agua caliente sanitarias de aerotermia.

La energía aerotérmica es la energía contenida, en forma de calor, en el aire ambiente (incluso cuando se registran temperaturas exteriores bajo cero). Esta energía se puede aprovechar para aportar calor y/o frío mediante los sistemas de aerotermia, que son bombas de calor de última generación.

En viviendas de nueva construcción, los sistemas de calefacción central basados en aerotermia son cada vez más frecuentes. En edificios de viviendas de una cierta antigüedad los sistemas de calefacción de aerotermia pueden coexistir con las salas de calderas preexistentes y también complementarse con el aporte de energía de otros sistemas de energías renovables como los paneles solares fotovoltaicos. De modo que una comunidad de propietarios puede disfrutar de instalaciones de calefacción y agua caliente central y luz/electricidad basadas en energías renovables y recursos sostenibles.

La energía solar

La energía solar es una de las energías renovables más populares, para generar tanto calor (solar térmica) como luz (solar fotovoltaica).

La energía solar fotovoltaica está en auge. Según Red Eléctrica Española, de los 109.269 GWh de electricidad de origen renovable generados en España en 2020, la solar fotovoltaica aportó un 6,1%, (lo que supuso un aumento interanual del 65,9%).

La energía solar fotovoltaica

energía solar fotovoltaica energías renovables

La energía solar fotovoltaica es una energía renovable, basada en un recurso (luz solar) inagotable y no contaminante que permite generar electricidad. Los edificios que optan por el autoconsumo (generar su propia energía eléctrica) suelen decantarse por este tipo de energía. En este caso, se instalan paneles fotovoltaicos que captan la luz para transformarlos en electricidad mediante el efecto fotoeléctrico.

Estos paneles pueden ser instalados a nivel doméstico o industrial. Sus dimensiones y diseño dependerán de varios factores: espacio disponible, tipo de instalación, modalidad de autoconsumo…

Las placas solares son una excelente opción para el autoconsumo y también para suministrar la energía eléctrica que necesitan los sistemas de climatización de aerotermia. De ese modo, los edificios pueden disfrutar de luz, calefacción, aire acondicionado y agua caliente sanitaria y que todo ello esté alimentado en gran parte con energías renovables.

La aerotermia y las energías renovables

Los sistemas de refrigeración, calefacción y agua caliente sanitaria basados en aerotermia son una alternativa más ecológica y económica a las instalaciones térmicas que utilizan combustibles fósiles (carbón, gasoil, gas natural…). Proporcionan confort y, al mismo tiempo, permiten ahorrar hasta un 60% del consumo energético.

Estos sistemas de climatización funcionan con electricidad. Por eso, es aconsejable complementar su instalación con la de placas solares fotovoltaicas, capaces de generar electricidad que alimente las máquinas de aerotermia.

¿Qué es la aerotermia?

Las bombas de calor aerotérmicas extraen calor del entorno natural (aire) a través del evaporador y lo transfieren al interior de un edificio o a procesos industriales a través del condensador. Si son reversibles, se invierte el ciclo y se transfiere el calor del interior del edificio impulsándolo al entorno natural.

Al usar una energía inagotable, como es el aire, las instalaciones de aerotermia para calefacción, refrigeración y ACS no generan emisiones directas de dióxido de carbono (CO2), causantes del denominado “efecto invernadero”.

Fácil instalación de un sistema de aerotermia en una comunidad

Frente a otros sistemas, la aerotermia presenta grandes ventajas:

  • No necesita un depósito de almacenamiento de combustible (como sucede en el caso del gasóleo, del carbón o de la biomasa).
  • No necesita que exista una chimenea para evacuar los gases procedentes de la combustión de combustible.

En el interior de los edificios, los sistemas de aerotermia se pueden combinar con distintos tipos de emisores térmicos, ya sean radiadores, fancoil o suelo radiante.

A nivel estructural, pueden trabajar junto a otros generadores como calderas de gas o gasóleo (es decir, que se puede aprovechar la caldera existente en el edificio y conectarla a una bomba de calor) dando lugar a sistemas de calefacción híbridos.

Plan Remica Hybrid Plus: aerotermia y energía solar fotovoltaica para calefacción central

Para los hogares, el ahorro es fundamental. Uno de los principales problemas de las comunidades de propietarios con calefacción central es que, si las instalaciones consumen más energía de la que necesitan para funcionar, no suelen tener ningún tipo de “alarma energética” que avise de estas ineficiencias.

De hecho, el consumo energético constituye siempre el mayor gasto en las instalaciones térmicas centralizadas, como se puede ver en el siguiente gráfico:

¿Cómo se reparte el gasto energético de una instalación?

Para facilitar que las comunidades de propietarios puedan adaptarse a la transición energética y ahorrar energía, nuestra compañía ha presentado el Plan Remica Hybrid Plus. Este plan consiste en la instalación de un sistema de aerotermia que alimenta las instalaciones térmicas del edificio. Es compatible con la sala de calderas preexistente, la cual solo entrará en funcionamiento en condiciones excepcionales. Es decir, que se trata de un “sistema híbrido” (similar al de los vehículos).

Además de aerotermia, se instalan paneles solares fotovoltaicos que generan electricidad que necesita el sistema de aerotermia para funcionar.

Con Remica Hybrid Plus no sólo estarás contribuyendo a mejorar el medio ambiente y reducir la contaminación, sino que conseguirás mejorar la eficiencia energética del edificio en el que vives o trabajas.

La Unión Europea está inmersa en la transición hacia las energías renovables y la eficiencia energética, por lo que podrás realizar la instalación en tu comunidad de propietarios con la ayuda de subvenciones y gracias a los fondos europeos. Además, con el ahorro energético que se genera (hasta un 60%) se amortiza el resto de la inversión.

¿En qué consiste el Plan Remica Hybrid Plus?

Por un lado, se instala un sistema de aerotermia que alimenta el sistema de calefacción y agua caliente sanitaria del edificio. Y por otro lado, se colocan paneles solares fotovoltaicos para generar electricidad, a fin de que la mayor parte de energía que necesita el sistema de aerotermia para funcionar proceda de fuentes de energía renovables.

Con ello, se reduce el consumo energético del edificio, se minimizan las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera y, al mismo tiempo, las personas disfrutan de todo el confort que necesitan.

Hybrid plus aerotermia y placas solares

Además, a través del Plan Remica Hybrid Plus, ofrecemos otros servicios complementarios para conseguir una mayor eficiencia energética en tu comunidad de propietarios: mejora de la envolvente del edificio, individualización de consumo de calefacción, iluminación eficiente, producción de energía eléctrica para autoconsumo, puntos de recarga de vehículos eléctricos, entre otros.

¡Contacta ya con Remica! Ofrecemos auditorías energéticas gratuitas a comunidades de propietarios y tramitación de subvenciones. Como líder en eficiencia energética, nos ocupamos de todo, desde el diseño, la instalación y el mantenimiento hasta el suministro de energía.

¡La transición energética ha llegado para quedarse! Con aerotermia y energía solar fotovoltaica es posible abastecer de calefacción central, refrigeración y ACS a una comunidad de propietarios. Estos sistemas ofrecen un ahorro energético considerable a la vez que cuidan del medio ambiente. Ahora ya sabes que estas instalaciones pueden ser amortizadas en poco tiempo gracias al bajo consumo energético que suponen.

Publicar Respuesta

9 + 17 =