¿Cuáles son las herramientas que utiliza Remica para medir la eficiencia energética?

Ratios eficiencia energética

¿Cuáles son las herramientas que utiliza Remica para medir la eficiencia energética?

Ratios eficiencia energética

La eficiencia energética en las instalaciones gestionadas por Remica SE se ha convertido, en los últimos años, en una de las piedras angulares en el desarrollo competitivo de la compañía. Dicha eficiencia energética en las instalaciones que controla Remica SE en sus contratos de gestión energética no es una tarea fácil de conseguir. Requiere un amplio conocimiento a la hora de diseñar instalaciones capaces de ser energéticamente eficientes, así como una vigilancia continua de los resultados obtenidos por éstas, lo cual nos permite optimizar los rendimientos y mantenerlos elevados y estables en el tiempo.

De este modo, cualquier avería o mal funcionamiento en los equipos que forman la instalación térmica pueden generar bajadas del rendimiento, lo que provocaría incrementos en el consumo de materias primas. Precisamente, para llevar a cabo un seguimiento exhaustivo del rendimiento de la sala se creó la figura del controller energético, encargado de supervisar los ratios y variables obtenidos de los contadores de energía y de gas de las salas de calderas que gestiona Remica.

Este control se lleva a cabo a primera hora del día, todos los días del año, mediante el uso de un cuadro de mando diseñado íntegramente por personal de Remica SE. Esta herramienta, mediante el análisis de ratios energéticos, nos indica exactamente dónde podríamos tener problemas de rendimientos mediante una batería de alarmas diseñadas para tal fin.

Algunos de los ratios más usados por los controller energéticos de Remica SE para controlar la eficiencia energética de una instalación son:

  • El ratio que nos permite controlar el rendimiento total de una instalación es el REA (rendimiento estacional anual, expresado en %). Es el cociente entre la energía total producida en la instalación a lo largo de un año y la materia prima empleada para conseguirla en el mismo periodo.
  • El ratio que nos permite controlar el rendimiento de generación de calderas es conocido como REG (rendimiento estacional de generación, expresado en %). Es el cociente entre la energía producida por las calderas en cada uno de los circuitos de la instalación a lo largo de un año y la materia prima empleada para conseguirla en el mismo periodo.
  • El Cuuc es la relación entre la energía térmica útil enviada al sistema de calefacción de un edificio y su superficie calefactada en un año, y se expresa en kWh/m2.
  • El Cuca nos muestra la cantidad de energía necesitada para calentar un metro cúbico de agua para producir ACS, y se expresa en kWh/m3.
  • El ratio que nos permite controlar el rendimiento de una instalación solar térmica es el ESD (eficiencia solar diaria, expresada en kWh/m2 día). Nos muestra la cantidad de energía generada por cada m2 de panel instalado a lo largo de un día.
  • Asimismo, el CSA (cobertura solar de ACS, expresado en %) nos muestra el porcentaje de energía generada por el circuito solar de la instalación respecto a la energía total generada para dar ACS.
  • De forma muy similar, el CST (cobertura solar total, expresado en %) nos muestra el porcentaje de energía generada por el circuito solar de la instalación respecto a la energía total generada por la instalación al completo.

Hay que tener en cuenta que, por ejemplo, los ratios que miden la eficiencia del sistema de energía solar pueden variar no solo en función del rendimiento del sistema, sino de la climatología. Es obvio decir que un día soleado tendremos mayor aporte energético por parte del circuito solar de la instalación que durante un día lluvioso, o parcialmente nublado. Además no todas las instalaciones que gestiona Remica SE sufren, durante un mismo instante, las mismas condiciones climatológicas. Para eliminar esta variable del cuadro de mando usado por los controller energéticos, todos los ratios de las instalaciones solares próximas entre sí geográficamente se comparan unas con otras, fijando un comportamiento estándar diario que cada instalación debe obedecer si no quiere ser objeto de la activación de una alarma energética. Por tanto, en un día soleado, todos los ratios energéticos de las instalaciones solares próximas entre sí deben indicar una adecuada generación energética en función de la tipología de cada instalación. Si hubiese alguna instalación que no mostrase valores elevados de producción energética al igual que sus vecinas, ésta sería objeto de un análisis pormenorizado para detectar posibles anomalías.

De este modo, Remica consigue dar el mejor servicio a sus clientes, garantizándoles el máximo confort y ahorro y anticipándose incluso a los posibles problemas que puedan surgir en una instalación.

Publicar Respuesta

7 + siete =