Calefacción inteligente: ¿qué ventajas tiene?

Calefacción inteligente: ¿qué ventajas tiene?

Probablemente cuando llegas a casa en invierno después de un largo día te gustaría tener una ‘calefacción inteligente’, que detectara cuándo vas a cruzar el umbral de la puerta para que los radiadores estuvieran encendidos y tener así la temperatura de confort en tu hogar que deseas. ¿Es un invento del futuro? ¡Sorpresa! ¡Es posible! Los avances tecnológicos han hecho posible que multitud de actividades sean controladas gracias a los smartphones, y una de ellas es la calefacción.

Con los tiempos que corren, nuestro teléfono móvil se ha convertido en nuestro mejor amigo. Gracias a las aplicaciones que existen podemos hacer la compra, consultar nuestros gastos y multitud de actividades más, entre ellas gestionar la calefacción de forma inteligente.

¿En qué consiste la calefacción inteligente?

Existen sistemas de regulación de la calefacción capaces de adaptar la temperatura de la vivienda en función de la variación de la temperatura exterior, la hora del día, la zona de la casa o la presencia de personas.

También permiten detectar y atentar si se produce un mal funcionamiento en alguno de los equipos. Gracias a este tipo de sistemas es posible tener un control sobre el consumo de energía, ya que con la información recopilada (ej. consumo por radiador) y se pueden ajustar los patrones de producción de calefacción a los hábitos de consumo.

Los termostatos se encuentran entre las piezas que pueden ser ‘inteligentes’. Se trata de dispositivos mucho más complejos que los termostatos programables,  en muchos casos capaces de detectar cuándo la vivienda está ocupada o desacupada, gracias a un sistema GPS o similar.

Otro elemento que puede ser considerado un elemento de calefacción inteligente son algunos modelos de suelo radiante. Se trata de sistemas que emiten calor a través de la superficie del suelo, con el fin de controlar mejor la temperatura y así consumir menos energía. Existen modelos ‘inteligentes’ que permiten identificar el volumen de personas que se encuentran en una habitación y adecuar la temperatura en función de este parámetro.

Más eficiencia gracias a la calefacción inteligente

La calefacción inteligente, capaz de adaptar la producción de calor a los hábitos de consumo, es un gran aliado en favor de la eficiencia energética; un objetivo prioritario para las instituciones europeas.

Buen ejemplo de ello es la directiva ErP que obliga a los fabricantes de calderas a limitar las emisiones contaminantes y aumentar la eficiencia energética de los sistemas generadores de calor. Con este panorama, añadir el ahorro generado por algunos de los dispositivos detallados anteriormente (sistemas de regulación, termostatos, suelo radiante, etc.) aportan un mayor rendimiento a la generación de calor y aumentar el ahorro en la factura de los hogares a final de mes.

En Remica, gracias a nuestro servicio de Telegestión, somos capaces de realizar un control inteligente de las instalaciones de calefacción de las comunidades de propietarios sin tener que desplazarnos hasta ellas.Este servicio permite tener monitorizadas las instalaciones los 365 días del año, 24 horas al día. El servicio de Telegestión detecta si existe algún problema que está afectando al correcto funcionamiento y alerta en tiempo real a nuestro equipo en la central, que actuará en consecuencia. También permite acceder a distancia al control de la temperatura o programar nuevas regulaciones, si así fuera necesario o lo necesitara el cliente. Con ello no solo se gana en seguridad de las instalaciones, sino que se acorta el tiempo para atender incidencias, se previenen malos funcionamientos con gran eficacia y se logra un rendimiento óptimo de la instalación.

Calefacción inteligente y las ciudades inteligentes

El concepto de calefacción inteligente, que estamos tratando, se engloba dentro de otro, el de las ciudades inteligentes, un término enfocado a la rebaja de emisiones de CO2. Las principales áreas de actuación identificadas en estas ‘ciudades’ son los edificios, el transporte, la salud, la educación, la gobernanza, los servicios públicos, la administración, la energía y el medio ambiente.

Desde el Ministerio de Industria, Energía y Turismo se apuesta por el ‘Plan Nacional de Ciudades Inteligentes’ para impulsar en España la industria tecnológica de este tipo de ciudades. Uno de sus ejes consiste en facilitar el desarrollo de proyectos que demuestren la eficiencia de las TIC en la reducción de costes, las mejoras en la satisfacción ciudadana y la creación de nuevos modelos de negocio, mediante ayudas financieras, medidas de apoyo y financiación a iniciativas de cooperación público-privada y la promoción de la compra pública innovadora. Sin duda la calefacción inteligente es un proyecto que permite aumentar el confort y ahorrar costes.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Publicar Respuesta

dieciseis + 2 =