Calderas: ¿Cómo les afecta la nueva Directiva Erp?

Calderas: ¿Cómo les afecta la nueva Directiva Erp?

Ciertos bienes de consumo, entre ellos electrodomésticos y aparatos de climatización (calderas de gas y gasóleo, bombas de calor, y calderas de cogeneración de menos de 400 kW, equipos de ACS como termos eléctricos, etc.) que se comercialicen en la Unión Europea deben cumplir unas normas de diseño ecológico e incorporar un etiquetado energético1. Con ello se pretende promover el ahorro energético y la protección medioambiental, dos cuestiones de vital importancia para las sociedades industrializadas.

Como consumidores ya nos hemos acostumbrado a que, al comprar una lavadora o una nevera, veamos una etiqueta con una escala de letras y colores que indican el nivel de eficiencia energética del aparato. De ese modo, los compradores no solo se conocen las características técnicas del producto, sino que también cuánta energía consumen, lo que pude influir en la decisión de compra.

[fusion_builder_container hundred_percent=”yes” overflow=”visible”][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=”1_1″ background_position=”left top” background_color=”” border_size=”” border_color=”” border_style=”solid” spacing=”yes” background_image=”” background_repeat=”no-repeat” padding=”” margin_top=”0px” margin_bottom=”0px” class=”” id=”” animation_type=”” animation_speed=”0.3″ animation_direction=”left” hide_on_mobile=”no” center_content=”no” min_height=”none”]

Etiqueta energética
Fuente: controlastuenergia.gob.es

Pero una etiqueta energética por sí misma no serviría de mucho para disminuir el consumo energético si las instituciones europeas no hubieran ido más allá para regular que cada vez los aparatos fueran más eficientes. Por ello existe la  Directiva Europea 2009/125/CE (a veces llamada la Directiva ErP o la Directiva de Ecodiseño), que requiere que los productos relacionados con la energía cumplan los requisitos de diseño ecológico según lo definido en las medidas de aplicación específicas, generalmente Reglamentos de la Comisión, para los diferentes productos.

En lo que respecta a los equipos productores de calor, calderas y depósitos de agua caliente sanitaria, las directivas ErP y ELD -que ya se venían aplicando de forma voluntaria- comenzaron a ser de obligado cumplimiento el pasado 26 de septiembre de 2015. ¿Qué supone esta entrada en vigor?

 

¿En qué consisten las directivas ErP y ELD?

Según difunde la campaña www.controlastuenergia.gob.es, la Directiva sobre diseño ecológico y la Directiva sobre etiquetado energético, junto con sus regulaciones de acompañamiento,  modificarán ampliamente el panorama regulatorio para los productos de calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC) en el mercado europeo.

La Directiva ErP, encaminada a cumplir los protocolos internacionales de reducción de emisiones de CO2, estipula que los equipos fabricados en Europa –o que se vayan a instalar en territorio europeo –deben cumplir unos requisitos mínimos de eficiencia energética, emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) y de niveles de ruido.

Por su parte,  la Directiva de etiquetado energético (ELD)-que ya se aplica a muchos productos de consumo, como los electrodomésticos- define que los equipos deben disponer de etiquetas energéticas que, de forma visual, aporten información sobre la eficiencia energética de los productos.

 

¿A qué equipos de climatización y calderas afectan?

Los reglamentos ERP existen para los siguientes aparatos de climatización:

  • Calentadores de espacio de hasta 400 kW: calderas de gas y gasóleo, calderas eléctricas, bombas de calor (gas y eléctricas) y cogeneración, de los aparatos de calor y electricidad, paquetes integrados (calentador de espacio + calentador de espacio adicional + dispositivos de energía solar térmica + control de temperatura).
  • Calentadores de agua y depósitos de almacenamiento de agua caliente hasta 400 kW: calentadores de agua a gas o gasóleo, calentadores eléctricos de agua, calentadores con bomba de calor de agua, calentadores solares de agua, depósitos de almacenamiento de hasta 2.000 litros, paquetes integrados (calentadores de agua + dispositivos de energía solar térmica).
  • Acondicionadores de aire y bombas de calor aire-aire de hasta 12 kW.
  • Unidades de ventilación, ya sea residencial (<1.000 m3 / h) o no residencial (> 250 m3 / h).
  • Algunos de los componentes de los aparatos mencionados anteriormente: Ventiladores con un motor eléctrico de 125 W a 500 W, circuladores y bombas de agua y motores eléctricos.

Los requisitos de algunas de estas regulaciones están ya en vigor; por ejemplo, para los aparatos de aire acondicionado, para los calentadores y calentadores de agua, y, en enero de 2016, para las unidades de ventilación.

Otras regulaciones están en preparación por la Comisión Europea (por ejemplo, para las bombas de calor y acondicionadores de aire de gran capacidad, enfriadoras, unidades fan coil, unidades de condensación, calderas de combustibles sólidos, salas de calderas, etc.).

¿En qué lo notan los consumidores?

Este cambio de normativa implica, por un lado, que los equipos deban llevar obligatoriamente una etiqueta energética que informará de su eficiencia.

Por otro lado, solo los productos certificados con el cumplimiento de los requisitos de etiquetado ecológico podrán ser expuestos en el mercado de la Unión Europea.

Para las diferentes partes implicadas, tendrá una aplicación diferente:

  • Los fabricantes no podrán lanzar productos no acordes a la Directiva de Ecodiseño.
  • Los distribuidores podrán vender productos ya disponibles con anterioridad que no sean acordes con la directiva aunque, progresivamente, el mercado destinará a la venta solo productos acordes al reglamento ErP.
  • Igualmente, los instaladores podrán instalar productos ya disponibles con anterioridad que no sean acordes con la directiva, aunque, progresivamente, el mercado derivará hacia la venta solo de productos acordes al reglamento ErP.
  • Finalmente, los consumidores no tienen ninguna obligación y se beneficiarán de que los productos disponibles en el mercado tengan un mayor grado de eficiencia energética.

 

 

 

1 El etiquetado está regulado en las Directivas de Ecodiseño-Ecodesign (2009/125/EC) y en la Directiva 2010/31 de eficiencia energética; además existe un calendario muy activo de legislación sobre certificaciones energéticas obligatorias de diferentes PuEs (Productos que utilizan Energía). Así mismo la Directiva Europea 2010/30/CE (también llamada la Directiva sobre etiquetado energético- Energy Labelling) se refiere a la indicación del consumo de energía y otros recursos por parte de los productos relacionados con la energía a través del etiquetado y la información a los usuarios finales.[/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Publicar Respuesta

quince − 1 =