¿Cuál es la función de un cabezal termostático?

cabezal termostático

¿Cuál es la función de un cabezal termostático?

El cabezal termostático es un componente de la válvula termostática. Instaladas en los radiadores, la función de las válvulas termostáticas es regular el caudal de agua que entra en cada radiador y, de ese modo, que cada habitación pueda disfrutar de la temperatura de confort que más le conviene.

Las válvulas termostáticas se componen de dos partes:

  • Válvula termostatizable, que es la parte que se coloca en la entrada de agua del radiador.
  • Cabezal termostático, que es el elemento sensible al calor que abre, cierra o regula el caudal de agua en el radiador, en función de la diferencia entre la temperatura de la habitación y la temperatura que se desea alcanzar.

 

componentes de una válvula termostática

Tipos de cabezal termostático

Existen diferentes tipos de cabezales termostáticos:

  • Cabezal manual. Permite abrir o cerrar el radiador, igual que las válvulas de radiador normales. Sin embargo, es posible sustituirlo por un cabezal integrado o electrónico.
  • Cabezal termostático con sensor integrado. Ajusta el caudal de agua de los radiadores. Instalarlo permite ahorrar hasta un 25% en energía. Cuando se alcanza la temperatura ambiente deseada, el cabezal termostático tiende a cerrar la válvula, reduciendo el caudal de agua caliente que circula por el radiador
  • Cabezales termostático con sensor a distancia. Se recomienda su instalación cuando se desea controlar la temperatura de radiadores que están ocultos detrás de algún elemento como cortinas, cubre radiadores, etc.
  • Cabezales electrónicos. Permite programar el horario y la temperatura en cada habitación. El ajuste y la programación se realizan mediante un teclado sobre el propio cabezal. Existe la opción de instalar cabezales electrónicos con actuación a distancia que permiten programar la temperatura y el horario desde un smartphone o una tablet.

 

tipos de cabezales termostáticos De izquierda de derecha: cabezal manual, cabezal termostático con sensor integrado y cabezal electrónico (Marca: Danfoss)

 

 

¿Dónde instalar los cabezales termostáticos?

La normativa recomienda instalar cabezales termostáticos en salones y dormitorios.

Si se instalaran cabezales termostáticos en todos los radiadores del edificio y se cerrasen todos a la vez la caldera se quedaría sin circulación, lo que generaría problemas de funcionamiento.

 

¿Cómo usar el cabezal y las válvulas termostáticas?

Si a lo largo del día un radiador está más frío en la parte inferior y la instalación funciona correctamente ¿conviene preocuparse o es normal? Si no existen problemas en la instalación, lo más probable es que se haya alcanzado la temperatura ambiente indicada por el usuario al sistema de calefacción y que por eso se haya interrumpido el flujo del agua caliente. Es decir, que eso indica que la válvula termostática está cumpliendo con su labor.

También se recomienda tener en cuenta:

  • Nunca cubrir el cabezal termostático ya que eso podría dificultar su funcionamiento.
  • Durante el invierno, en caso de que se vayan a producir ausencias prolongadas en el hogar, se recomienda ajustar la válvula en la posición antihielo (T) para evitar emplear más energía de la necesaria en mantener la vivienda a una temperatura adecuada, sin cerrar completamente el radiador.
  • Durante el verano (con el sistema desactivado) se recomienda ajustar la válvula en el número más alto.
  • Antes de abrir las ventanas es mejor cerrar la válvula: el aire frío que entra en el ambiente causa la activación inmediata del flujo de agua caliente y, por lo tanto, un inútil derroche de calor.

 

Válvulas termostáticas y repartidores de costes

En instalaciones de calefacción central de edificios de viviendas ya existentes sucede que los vecinos no tienen capacidad de regular la temperatura de calefacción según sus necesidades, ni tampoco de realizar un reparto equitativo de los gastos de calefacción en función de lo que cada vecino haya consumido.

En la práctica, esto se traduce habitualmente en disputas entre los vecinos, por el horario, la temperatura, el reparto de los gastos…

Sin embargo, gracias a la individualización de calefacción central,  es posible residir en una vivienda alimentada por una sala de calderas comunitaria con las ventajas que proporciona la calefacción individual, tales como regular la temperatura en función de los gustos de cada vecino. Algo que es posible gracias a la instalación de válvulas termostáticas en los radiadores como hemos visto en este artículo.

Además, también se puede determinar cuál ha sido el gasto en calefacción realizado por cada vivienda si se instalan contadores (en instalaciones de calefacción central con sistema de distribución en anillo) o repartidores de costes (en instalaciones de calefacción central con distribución en columnas), de modo que cada vecino pueda recibir una factura en función del gasto realizado en su hogar.

 

¿Qué hacer para individualizar mi instalación de calefacción central?

En Remica llevamos más de treinta y cinco años dedicados a la instalación y mantenimiento de todo tipo de sistemas de calefacción.

Para aquellas comunidades de propietarios que necesiten recurrir a la individualización de consumos del sistema de calefacción, hemos desarrollado esta guía en la que explicamos paso a paso cómo se desarrolla el proceso. https://www.remica.es/Files/Recurso/pdfEs20210211045540.pdf

 

¿Por qué individualizamos?

Tras la aprobación del Real Decreto (RD) 736/2020, en agosto de 2020, se establece la  obligación de instalar contadores individuales en edificios con instalaciones de calefacción central cuando sea técnicamente viable y económicamente rentable.

Esto su pone un cambio sustancial: hasta ahora, en muchas comunidades de propietarios  los usuarios de un edificio de calefacción central pagaban ésta a través de los gastos de comunidad. Gracias  a la individualización, cada vecino podrá conocer y controlar el confort de su vivienda, decidiendo el gasto que va a tener en consecuencia.

Para que los usuarios, además de conocer el consumo de calefacción puedan controlar su consumo y temperatura de confort, conviene complementar la instalación de contadores individuales con la colocación de válvulas termostáticas en los radiadores.

 

Pongamos un ejemplo:

Si una familia que vive en un edificio en el que se acaba de individualizar la calefacción central se va de vacaciones pueden cerrar los radiadores para que no consuman y, así, reducir el importe de su recibo.

Si, además han instalado en los radiadores cabezales electrónicos con actuación a distancia, podrán controlar la temperatura de su hogar desde un smartphone, para que a su llegada la temperatura de cada estancia esté a su gusto (p.ej. 22ºC en el salón y 18ºC en las habitaciones).

Incluso, si uno de los miembros decide quedarse más tiempo de vacaciones, puede dejar apagado el radiador de su habitación, evitando un consumo innecesario.

 

¿Necesita presupuesto para individualizar el consumo de calefacción central? Pida información sin compromiso en el teléfono  91 396 03 03 o a través de este formulario.

 

Solicite presupuesto sin compromiso Remica calefacción central

Publicar Respuesta

tres × uno =