Líder en eficiencia energética

¿Por qué los periodos de facturación varían de unos meses a otros?

Remica SE acorta los períodos de lectura en invierno, alargando progresivamente los de verano para finalmente leer los contadores individuales de los clientes 12 veces al año (una por mes). La razón de esta metodología se basa en que el 70%-80% del consumo de energía del año se concentra en los meses de invierno, debido al uso de la calefacción, y por ello las facturas en dichos meses son más elevadas.

Remica acorta los periodos de lectura durante estos meses para ayudar al Cliente en sus pagos mensuales, haciendo que esas facturas sean de menor importe. En los meses de verano, cuando las facturas son más económicas, se alargan los periodos de lectura de tal forma que al final del año se habrán facturado 12 meses completos.

No obstante, si la Comunidad de Propietarios prefiriera que Remica SE proceda a leer los contadores individuales de los vecinos el mismo día del mes, todos lo meses, no tienen más que comunicárnoslo para adaptar nuestros calendarios de lecturas a sus preferencias.



Acceso accionistas Ayúdenos a mejorar